La cosecha del coqueteo

 

Por Javier Gómez Sánchez

La Joven Cuba y Cuba Posible 2015 -2018: Del brindis al trago amargo.

javiergosanchez09@gmail.com

Desde finales del 2016 ante el trabajo evidentemente contrarrevolucionario que venía haciendo Cuba Posible– un proyecto armado con financiamiento norteamericano- señalé a los demás integrantes que La Joven Cuba tenía el deber de combatir a la neo contrarrevolución. Las discusiones internas para que LJC asumiera su función revolucionara en la batalla de ideas que se comenzaba a dar en Internet fueron intensas, pues esto chocaba con la posición de su editor principal, aun cuando por mayoría estábamos de acuerdo en que se debía combatir.

Para ese entonces, aunque yo lo desconocía -y considero que los demás integrantes también-, el proyecto había sido puesto al servicio de la estrategia del gobierno de Barack Obama de crear un circuito de medios de comunicación digitales que respondiera a las intenciones de ¨obtención de resultados por otros métodos¨ respecto a la Revolución Cubana. Durante la participación de su editor principal en varios eventos organizados para esto en Estados Unidos y Europa se articularon los vínculos con otros medios digitales, también reclutados por ser ya existentes como LJC o creados especialmente como Cuba Posible. Todo parecía irles viento en popa y fotos con rostros sonrientes quedaron como recuerdo.

Las intenciones de su editor principal de cumplir con los compromisos contraídos y poner a La Joven Cuba al servicio de la neo contrarrevolución, de lo que dependían sus planes personales y perspectivas de vida- que finalmente cuajaron con la recompensa  de una beca en la Universidad de Columbia-,  llevó a una fuerte ruptura interna entre sus integrantes.

Desde Noviembre del 2016 a Enero del 2017 intenté que La Joven Cuba emitiera una Declaración para dejar clara su posición ideológica y sus principios revolucionarios. La idea contó con el apoyo inmediato de Osmany Sánchez que participó en su redacción. Esa declaración nunca pudo ser publicada, cuando bajo nuestra presión Harold Cárdenas ya no pudo ignorarla más, se negó rotundamente con una energía que nos sorprendía. Su actitud hacia lo que significaría la publicación de la Declaración, respecto a sus compromisos con los planes estadounidenses, incluyendo a Cuba Posible, no creo que pueda ser mejor ilustrada que con la frase que utilicé en Una respuesta para La Joven Cuba¨Solo hubiese sido posible por encima de su cadáver¨.

Creo que ha aprendido la diferencia entre unidad y contubernio. En Washington y New York, en el 2015 o 2016, todo eran chistes, brindis,  cenas, y sonrisas para la foto. Pero ahora en el 2018, después de los duros golpes sufridos durante todo el 2017, del descrédito, del camuflaje descubierto, con la situación adversa, con la estrategia de Obama postergada por el gobierno de Trump, todo es muy distinto. No hay fotos ni sonrisas a la hora de la derrota.

La última ingenuidad del editor de La Joven Cuba ha sido esperar, de la semilla de la traición, el fruto de la fidelidad.

A continuación pueden leerse fragmentos de un email que le envié a Osmany Sánchez en Enero del 2017 sobre la necesidad de acabar de publicar la Declaración, omito la respuesta, que fue coincidente conmigo, pues la decisión de revelarla pertenece a su redactor.

Igualmente puede leerse parte (por su extensión) de la Declaración que quedó inédita:

Osmany:

LJC no puede quedar bien con todo el mundo. No comprendo como un proyecto revolucionario puede aspirar a mantener un modus vivendi con la contrarrevolución (…)

Hace no sé qué tiempo envié la Declaración a la que tú con tanto interés aportaste tanto por email como por teléfono y que al igual que yo considerabas importante por su contenido, por su carácter, por el momento histórico, publicar. Sin embargo a pesar de que varias veces le he dicho a Harold, por email, por FB, por teléfono, él no ha mostrado interés en ella. No creo que se le tenga que caer atrás tanto a una gente para algo. La última vez que le hable sobre ella me respondió con una manito azul en su FB. De allá para acá, se fue a Holanda, se acabó Sonando en Cuba, luego regresó y fue a Guantánamo, pasó el fin de año, se cumplió un mes de estar muerto Fidel y va para dos meses, pasó la sesión de la Asamblea Nacional , ETECSA bajó la tarifa de Nauta, 70 mil personas han visitado la tumba de Fidel, Rusia y Siria liberaron Alepo, la ONAT llamó para la Declaración Jurada, Obama dio su discurso de despedida, Trump en un par de días tomará la presidencia, va a comenzar Bailando en Cuba, ha escrito post y los ha publicado, etc , etc , etc. Sin embargo no ha podido decir ni pío de la Declaración.

En cambio se mantienen tópicos frecuentes en LJC que se están volviendo una cantaleta: el dogma, la jodedera generacional, la exclusión, etc, LJC ha llegado a un punto en que el objetivo principal de su existencia es lamentarse por sí misma, y si acaso por algún otro, es un ciclo lacrimoso sin fin (…)

Javier  

Fragmentos de la Declaración elaborada en el 2016 y que nunca se pudo publicar: 

 La Joven Cuba ante la Patria del siglo XXI

   Luego de varios años de trabajo La Joven Cuba, en vista de la evolución de la sociedad civil cubana, considera necesario manifestar su posición respecto a varias ideas y principios.

(…)

La Joven Cuba mantiene una ideología socialista. El marxismo, el leninismo, junto al ideario independentista y revolucionario cubano forman la base de su proyección política.

Consideramos el proceso y la vocación revolucionaria como los creadores de la nación cubana y como los mejores valores de la identidad nacional.

(…)

Llamamos valores revolucionarios a los presentes en la iniciación de la Independencia, en la continuidad de esta, así como  en la oposición al reformismo español, a la república neocolonial y al anexionismo pro estadounidense.

Nos identificamos plenamente con la Revolución Cubana de 1959 y con su proyecto social y político. Nos consideramos igualmente herederos de ella y de la Generación del Centenario.

Así como continuadores y defensores conscientes de la visión de nación legada en su  liderazgo por Fidel Castro Ruz.

(…)

La Joven Cuba considera el Socialismo como el mejor sistema para Cuba.

Entiende por Socialismo un sistema económico, social y político en que al ciudadano le son garantizados una serie de derechos sin importar el capital que haya podido acumular.

Apoya y reafirma la existencia del Capítulo XV de la Constitución de la República de Cuba que declara irrevocable el carácter socialista del sistema político y social.

(…)

Apoyamos la construcción de un modelo de socialismo superior para nuestro país expresado en la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista. Que consideramos un documento de vanguardia política pero no perfecto ni acabado. Y al cual hemos aportado como ciudadanos y como revolucionarios.

(…)

Vemos como no pocos intelectuales, por insatisfacciones con el proceso y funcionamiento del modelo actual, caen con facilidad en estas trampas.

La Joven Cuba, no dejará de practicar la crítica revolucionaria, pero luchará con toda su energía contra estas intenciones.

Por lo tanto recordamos la existencia de una línea de pensamiento y acción que posiciona a fuerzas, más allá de un camuflaje retórico, realmente ¨contra la Revolución¨.

La Joven Cuba rechaza categóricamente el Capitalismo y el Liberalismo como sistemas. Como filosofía o como funcionamiento social y económico. Vemos necesaria la existencia dentro del Socialismo de dinámicas de mercado, pero la preponderancia debe ser de las políticas socialistas.

Igualmente La Joven Cuba desprecia la intención de introducir la veneración de la ideología capitalista en Cuba donde quiera que esta se produzca, de manera abierta o encubierta o en el foro donde se intente introducir.

(…)

La Joven Cuba reconoce y respeta el carácter intelectual de todos los participantes. Pero no acepta que se considere como un debate intelectual lo que realmente es un debate político.

Visualiza como uno de los mayores peligros la introducción de una ¨socialdemocracia¨, a través de una imagen amable, como sustituta del concepto de sociedad socialista.

Consideramos que no existen en Cuba ideologías ¨aparentemente¨ contradictorias, sino ideologías que son efectivamente y radicalmente contradictorias. Por lo tanto contrarias.

La Joven Cuba no comparte la idea de una idílica ¨reconciliación nacional¨ porque reconoce claramente la existencia de fuerzas contrarias en la Historia de Cuba. Ha sido la lucha entre estas fuerzas la que se ha planteado en toda la historia nacional.

Estas fuerzas no han desaparecido. Se han trasformado con el tiempo, sus intereses han cambiado así como su manifestación, pero no su esencia.

Estas fuerzas son las fuerzas revolucionarias y las fuerzas contrarrevolucionarias.

No existe una manera de existencia o de expresión política que no pertenezca a una o a la otra. Se trata de un papel histórico.

La Joven Cuba considera imposible el desarrollo de ideologías contrarias en un contexto cubano dominado por las fuerzas revolucionarias. Entendiendo ¨desarrollo¨ como la organización y crecimiento en busca de hacerse con la dirección del país.

La Joven Cuba rechaza cualquier intento de hacer confundir la crisis del modelo administrativo cubano con la decadencia del socialismo como sistema.

Rechazamos el intento de secuestro del término y el concepto de ¨revolucionario¨. Las revoluciones no se hacen con los que no lo son.

Rechazamos igualmente la manipulación de figuras y de acontecimientos de la historia patria.

La Joven Cuba ha buscado la divulgación de la verdad y el esclarecimiento histórico, pero no permanecerá impasible ante la tergiversación de la historia.

La Joven Cuba venera la paz pero reconoce la intención de las fuerzas contrarrevolucionarias de recuperar por medios solapados lo que perdieron en una guerra que costó la vida de algunos de los cubanos de mayor valía y que no tuvieron la valentía ni la capacidad de recuperar por las armas.

La Joven Cuba acepta el debate acerca de situar el desarrollo nacional, el bienestar y la satisfacción de la democracia revolucionaria, por encima del conflicto entre Cuba y Estados Unidos. Pero mantiene en altísima importancia dicho conflicto. Jamás imaginaría la existencia sin peligro de una Cuba libre e independiente mientras prevalezca la ideología imperialista en el vecino del norte. Bajo ninguna circunstancia borraría el carácter prominente de este conflicto y su peligro para nuestra patria.

Considera este conflicto como histórico y lamentablemente natural. No puede explicarse la Revolución sin él, ni la verdadera intención de la construcción del socialismo sin su visión.

La Joven Cuba no promueve en su espacio lo que se da a llamar ¨un amplio abanico¨  de propuestas, si no aquellas que por su definición dan un valioso apoyo al segmento de ese abanico al que pertenecemos como proyecto.

(…)

La Joven Cuba respeta los símbolos patrios de todas las naciones, pero no podemos ser ajenos como cubanos a la significación histórica de los mismos por lo que deplora la exaltación de la bandera de las barras y las estrellas.

(…)

Considera como decisión y responsabilidad de cada cual la aceptación de fondos provenientes de distintas fuentes. Cada cual debe asumir las consecuencias políticas y morales de sus actos. Esos actos los definen. La Joven Cuba rechaza por tanto la aceptación de fondos de fuentes evidentemente contrarias a nuestros ideales patrios. 

Rechaza la manipulación de términos que lleven a la interpretación de que un ¨consenso¨ implica la aceptación impasible de una ideología contraria a nuestros valores.

Considera imposible la creación de un verdadero consenso entre sectores de ideologías contrarias.

Solo nos interesa un consenso entre sectores verdaderamente revolucionarios.

La Joven Cuba considera que ante la ambigüedad se debe buscar el esclarecimiento. La definición siempre será una virtud en cualquier proyecto político.

Lo que sea de cada cual ya el tiempo lo dirá.

 

 

Acerca de ticosxcuba

Mi trabajo es cantar todo lo bello, encender el entusiasmo por todo lo noble, admirar y hacer admirar todo lo grande.
Esta entrada fue publicada en Cuba, Estados Unidos, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s